Sexo por venganza: ¿tenerlo o no tenerlo?

Sexo por venganza

Una experiencia sexual debería ser satisfactoria, cálida y divertida. No obstante, esto es todo lo contrario a la sensación que produce tener sexo por venganza. ¿Te ha sido infiel tu pareja? Existen mejores maneras de cobrártelas y ninguna de ellas tiene que ver con autodestrucción. Conserva tu dignidad y reclama lo que en verdad mereces, sin dañarte en el proceso.

Evita reaccionar por impulso

Para nadie será jamás fácil enterarse de que su pareja le es infiel. Sin embargo, luego de las lágrimas, el coraje y la impotencia, lo peor que podrías hacer es pagarle con la misma moneda. Esto hablaría de tu carácter, no el de él. Demuestra que tienes más dignidad y piensa perfectamente cuál será el siguiente paso a dar.

Consecuencias del sexo por venganza

El tener relaciones por despecho no sólo te producirá una enorme insatisfacción emocional: también podrías contraer alguna enfermedad venérea, ya que tomarás decisiones sin pensarlas y en un arrebato podrías acceder a hacer cosas que jamás te imaginaste. Si el hombre que elegiste como compañero sexual para vengarte es un conocido de ambos, mucho peor. En verdad, esto tarde o temprano te perjudicará en todos los aspectos.

La venganza no produce placer auténtico

Este tipo de sexo es el más agridulce que existe. En teoría, deberías sentirte plena y feliz cada vez que aceptas estar en la cama con otra persona. Sin embargo, cuando alguien decide acostarse con alguien por venganza, su mente divagará y probablemente siga pensando en el objeto de su afecto. La sensación de amargura te impedirá sentir cualquier tipo de placer… así que mejor no lo intentes. Esto va más allá de pudor o reglas morales: es una forma de decirte a ti misma que eres capaz de encontrar una mejor solución.

Debes estar siempre en control

Si tu relación tiene futuro y consideras adecuado dar una segunda oportunidad, ¡adelante! Si por el contrario no ves esperanza ni salida, sé sincera contigo misma y aléjate de ahí. En cualquier caso, tú debes tomar el control y no ser víctima de nadie. Cuando el tiempo pase y la herida sane podrás tener el mejor sexo incluso si no tienes pareja estable, pero sólo cuando tú quieras y con quien tú elijas, no para tomar venganza contra nadie. La mejor revancha ocurrirá cuando tu ex te vea feliz, plena, realizada y del brazo de un hombre que te ame y valore de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *