Watsu, los beneficios del masaje bajo el agua

Los spas y balnearios se han convertido en los grandes templos de la salud y la relajación. En ellos podemos encontrar una oferta de tratamientos cada vez más amplia y variopinta. Uno de los más novedosos es el watsu, una combinación de las palabras water (agua) y shiatsu, el célebre masaje japonés. Como su nombre indica, se trata de un masaje que se realiza bajo el agua, aprovechando la ingravidez que proporciona el estar sumergido.

¿En qué consiste el watsu?

El watsu es una técnica que surgió en la década de 1980 en Estados Unidos de manos del terapeuta Harold Dull, quien exploró a fondo las bondades que ofrece el shiatsu. Este método no se basa sólo en un trabajo corporal, sino que permite actuar en la propia mente del paciente, llevando a éste a un estado de relax absoluto.

Se realiza en una piscina a temperatura similar a la del cuerpo humano, es decir, en torno a los 36º, y su duración es de aproximadamente 1 hora. Esta temperatura permite que el cuerpo de la persona que va a recibir el masaje se relaje por completo, favoreciendo el entrar en un estado mental que permita liberar todas las tensiones acumuladas. El profesional comienza el masaje estirando articulaciones y masajeando músculos con movimientos similares a los del shiatsu, pero mucho más suaves, favoreciendo que el agua pueda mecer el cuerpo con facilidad.

Los numerosos beneficios del watsu

Esta técnica es muy apreciada por quienes la prueban, ya que, además de este estado de máxima relajación, tiene beneficios importantes para tratar problemas de estrés, ansiedad, fibromialgia, artritis o fatiga crónica. También es de gran ayuda para tratar los trastornos del sueño como el insomnio o la apnea, y para mejorar los problemas respiratorios. La mayoría de balnearios y centros de talasoterapia actuales ya la incluyen en su catálogo de tratamientos y actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *