¿Por qué no consigo dormir?

Descansar es importante

El descanso es algo fundamental en la vida de toda persona. Los médicos recomiendan dormir un mínimo de 8 horas al día para recuperar toda la energía que gastamos a diario. Sin embargo, hay veces que por más que intentas descansar no lo consigues. Las causas pueden ser múltiples, pero en alguna ocasiones el problema se debe a una enfermedad que impide a la persona descansar durante la noche. ¿Alguna vez te has preguntado por qué no consigues dormir? Aquí tienes los enemigos más comunes del descanso.

La biología de la mujer es diferente a la del hombre. De hecho, la mujer tiene un déficit de serotonia, una hormona que regula el estado de ánimo y de bienestar de la persona, y que en muchas ocasiones se convierte en la causante de la fragmentación del sueño de la mujer. Esto es, despertarse durante la noche y ser incapaz de volver a conciliar el sueño.

¿Son malas las pastillas para dormir?

Hay médicos que recetan somníferos para dormir. Si en los últimos años te has vuelto una aficionada a tomar estas cápsulas, empieza a disminuir las dosis y deja de tomarlas. A la larga los somníferos no hacen más que empeorar el problema. La solución para poder dormir bien es reeducar al paciente a conciliar el sueño y aplicar alguna técnica para que nos entre sueño. ¿Has probado ya con contar ovejitas? El aburrimiento tiene un efecto sedante sobre nuestro cuerpo. Otra opción es aumentar la actividad diaria para que durante la noche te sientas más cansada y con ganas de dormir.

Patologías del sueño

Síndrome de las piernas inquietas

Si te suelen dan a menudo espasmos en las piernas puede que padezcas lo que se conoce como el síndrome de las piernas inquietas. Esta enfermedad se caracteriza con el picor, dolores y espasmos en esta zona del cuerpo. Afecta al 5% de la población. Desgraciadamente no tiene cura pero sí tratamientos muy eficaces. Si eres de ese tanto porciento de población que lo sufre, acude al médico.

Apnea del sueño

La apnea del sueño es otro de los enemigos del descanso de la mujer. Se trata de la obstrucción regular de las vías respiratorias. A menudo se manifiesta en forma de ronquidos, lo que entorpece el descanso. Se suele manifestar con mayor frecuencia en las mujeres a partir de la menopausia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *