¡Hazte “runner”! Diez razones por las que salir a correr es bueno

En los últimos tiempos los “runners” se han convertido en imprescindibles de nuestro paisaje urbano. Como una tribu urbana más, han tomado las calles para reivindicar el deporte al aire libre, más allá de las fronteras de gimnasios y polideportivos. Cada vez son más quienes se apuntan a esta tendencia que evoca un estilo de vida sana y para todos, sin ataduras, horarios ni, por supuesto, precios. ¿Tú también quieres ser una “runner”? Si aún no te has decidido, te damos diez razones para convencerte.

Mujer corriendo
© Christopher Nuzzaco

1. Te ayudará a estar en forma. Correr es una actividad con la que movemos todos los músculos de nuestro cuerpo a un ritmo constante, lo que ayuda a tonificarlos. Estilizará tu figura y conseguirás perder peso sin pasar nada de hambre, tan sólo dando un trote diario de unos 30 minutos.

2. Te oxigena por dentro. Correr de forma diaria hace que liberemos las sustancias tóxicas de nuestro organismo, recicla el aire de los pulmones y hace trabajar al corazón (de ahí que se conozca como ejercicio cardiosaludable). Además, desentumece el cuerpo de malos hábitos y posturas rígidas.

3. Te hará más resistente. Podrás aumentar tu resistencia mental, tu capacidad pulmonar e ir, cada día, un pasito más allá desafiándote a ti misma a correr durante más tiempo. Eso te demostrará que es posible hacerlo, que eres capaz de todo, y te proporcionará más confianza en ti misma.

4. Relaja la mente y libera tensiones. No hay nada mejor como salir a correr para olvidarse de los problemas y malos rollos del día a día. Corriendo tu mente se distraerá, tus pensamientos fluirán libremente y te olvidarás rápidamente de las tensiones acumuladas.

5. Descansarás mejor por la noche. El ejercicio físico diario nos ayuda a dormir mejor, haciendo nuestro descanso más profundo y reparador. Consulta entre tus conocidos: seguro que quienes hacen deporte, no tienen problemas para conciliar el sueño.

6. No necesitas apuntarte a un gimnasio. Correr es una actividad gratuita que no conoce de límites ni fronteras. Puedes correr en solitario, con más gente, con tu mascota, con un entrenador personal… ¡Tú eliges!

7. Puedes correr en cualquier parte y a cualquier hora. Y es que tampoco necesitarás un horario determinado. Cualquier momento del día es bueno para correr, eso depende de los gustos personales de cada una. Elige tu momento del día y la zona que prefieras: un parque, una ruta urbana, el campo, la playa… ¡Siéntete libre!

8. Podrás participar en carreras. Cuanto más entrenes, más preparada te vas a sentir para participar en cualquiera de las muchísimas carreras que se organizan al año. Elige una fecha, señálala en el calendario y márcate el objetivo de correr tu primera carrera por el simple placer de hacerlo.

9. Estarás en contacto con la naturaleza y el aire libre. Esto es indiscutible. Elige un parque o una zona verde de tu localidad por la que puedas salir a correr un rato. Además, la belleza del paisaje te relajará y te reconciliará con el mundo.

10. Te sentirás mejor contigo misma. Marcarse una disciplina diaria y cumplirla nos hace sentirnos más confiadas y seguras con nuestras capacidades y nuestra fuerza de voluntad. Como ves, ¡todo son ventajas!

Pero… ¡Hay más!

Es un deporte muy económico, pues no se necesita de grandes complementos para realizarlo. Con un poco de motivación y constancia irás más que equipada.

Mujer haciendo running
© Christopher Nuzzaco

No necesitas que nadie lo haga junto a ti. Lo puedes realizar sola sólo con tus ganas saldrás todos los días a correr. Puedes hacerlo cuando tú quieras. No dependas de nadie que puede a veces mermar nuestra motivación.

No necesitas grandes cualidades. La coordinación para correr no hace falta. Tener unas buenas zapatillas de deporte será de sobra para poder salir a la calle a correr

Ayuda al esfuerzo físico. Correr tonifica los músculos de tal manera que hace que se tenga un cuerpo mucho más tonificado y vital. ¡pruébalo!

Cuando se corre se rebajan ciertos sitios en los que había grasa. No queramos ver los resultados a corto plazo, pues estos se consiguen a largo plazo teniendo constancia.

Lo puede realizar las mujeres de todas las edades. No importa si eres joven o algo más mayor. Correr no tiene edad y por lo tanto no es excusa para realizarlo.

Puedes inscribirte a alguna carrera. De forma sencilla te inscribes, participas y puedes examinar tus logros conseguidos en el día a día.

Correr es una manera sana y económica de realizar ejercicio ¿a qué esperas? ¡ponte las pilas! y ¡haz running!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *