Cómo controlar los celos

hacer

Los celos pueden ser la principal fuente de problemas de una relación aparentemente sana; y es que a nadie le gusta lidiar diariamente con una pareja posesiva que quiere controlar en todo momento nuestros pasos. Si queremos que nuestra relación funciones y tenemos problemas con este tema, se hace totalmente necesario saber cómo controlar los celos.

Lo primero que debemos saber para controlar los celos es el origen de los mismos

Normalmente suele ser el resultado de una falta de confianza en nosotros mismos. Aunque no lo creamos, en muchas ocasiones las personas celosas actúan así debido a que no se sienten merecedores de su pareja. Se sienten inferiores y eso les hace desconfiar y pensar que esa persona amada se irá con el primero que aparezca.

Ante todo debemos desterrar este pensamiento negativo. Si esa persona está con nosotros es sólo y exclusivamente por cómo somos. Nos quiere y nos acepta ¿por qué no lo hacemos nosotros mismos?

Aunque en los casos más serios de celos es mejor contar con la ayuda de un profesional, lo cierto es que en la mayoría de los casos podemos trabajar nosotros mismos en solucionar este problema. Nuestra primera labor para controlar los celos será intentar trabajar en la confianza en nosotros mismos. Debemos observarnos y ver que contamos con muchas cosas buenas que pueden resultar atractivas a terceros.

Debes respetar el espacio vital de cada persona

Agobiar a tu pareja con constantes mensajes preguntando dónde está y con quién, no te ayudarán a sentir más confianza. Si te das cuenta, cada vez que tomas esa actitud te relajas durante unas horas, posteriormente vuelven esos pensamientos negativos y sientes otra vez la necesidad de controlarla. Por tanto, intenta cambiar esos pensamientos negativos por pensamientos positivos, y ante todo no controles.

La obsesión puede ser tal que pases el día pensando en lo que estará haciendo tu pareja. Intenta despejarte. Busca aficiones y sal a la calle. Disfruta de la soledad y de ti mismos.

Finalmente, es completamente normal que aunque estés inmerso en un tratamiento contra los celos patológicos te enfrentes a puntuales ataques de celos. Ante esta situación, lo primero que debemos hacer es mantener la calma. Intenta reflexionar, pensar en todo lo que has aprendido y barajar la opción de hablar sobre lo que te ha molestado en cualquier otro momento, cuando estés más calmado.

Evidentemente solucionar un problema de celos depende mucho de la predisposición de la persona a eliminar esta patología. Debes estar receptivo y saber que ser celoso puede terminar en cualquier momento con tu relación ¿no merece la pena controlarlos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *